Bagdad. Un suicida se inmoló este lunes en Bagdad, causando la muerte de cuatro personas en un atentado dirigido al parecer contra la oficina de la cadena de Dubai Al Arabiya en la capital iraquí, según funcionarios de seguridad.

El suicida conducía una furgoneta que hizo explotar cerca de la entrada a las oficinas de la cadena en el distrito de Harithiya, en el oeste de Bagdad, matando a un empleado de limpieza y a tres guardias, dijo el portavoz de seguridad de la capital general Qasim al Musaui.

Arabiya TV informó también de la muerte de cuatro personas, y dijo que ninguno era periodista. Además, al menos otras 16 resultaron heridas, según una fuente del Ministerio del Interior.

Irak está en estado de máxima alerta por atentados después de que las elecciones del 7 de marzo no arrojaron un claro vencedor y el país quedó en una situación de incertidumbre política.

La violencia ha caído notablemente respecto a los niveles registrados en 2006-07. Pero continúa habiendo atentados y muertes diarias, lo que sugiere que los insurgentes tratan de aprovechar la inestabilidad mientras los políticos luchan por el poder.