Gaza. Cuatro palestinos murieron alcanzados por fuego israelí durante la multitudinaria protesta en la frontera entre Gaza e Israel que se inició este viernes y en la que participan miles de palestinos, informó el Ministerio de Salud de Gaza.

Tres de las víctimas, Mohamad al-Najar, Mahmud Abu Moamar y Mohamed Abu Omar, fallecieron cerca del borde fronterizo, indicó el portavoz ministerial, Ashraf al-Qedra.

La cuarta es un campesino que fue alcanzado por el fuego de un tanque israelí cuando se acercaba a su granja en Jan Yunis.

Otros 150 manifestantes han resultado heridos durante la protesta, añadió el vocero.

Miles de palestinos en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel participan en una multitudinaria sentada, con los israelíes preparados para atajar cualquier intento de cruzar el borde.

El Ejército israelí ha declarado el estado de alerta y ha enviado fuerzas, entre ellas docenas de francotiradores, a la zona fronteriza para evitar infiltraciones.

Al iniciar el movimiento, los manifestantes permanecían a 700 metros de la frontera con Israel de norte a sur de la Franja de Gaza, dijeron los organizadores.

Añadieron que la marcha es pacífica y tiene como objetivo enviar al mundo el mensaje de que los palestinos tienen derechos legítimos, principalmente el de volver.

Este viernes, miles de manifestantes se trasladaron en autobuses a las seis áreas preparadas a lo largo de la frontera entre el este de la Franja de Gaza e Israel. Se han montado decenas de tiendas de campaña y los participantes agitan banderas palestinas.

Los organizadores han instalado surtidores de agua, baños, internet y puestos de alimentación para animar a los manifestantes, principalmente refugiados palestinos, a continuar la sentada hasta el 15 de mayo.

Un comité de coordinación conjunto palestino integrado por diferentes facciones, entre ellas el movimiento islámico Hamás, Al Fatah (partido del presidente palestino, Mahmud Abás) y varias organizaciones de derechos civiles, mujeres y niños, comenzaron hace semanas a preparar la protesta, denominada "Gran Marcha del Retorno".

Según los organizadores, el objetivo de la protesta es hacer efectivo el derecho de los palestinos a regresar a su tierra, tal y como establecen las resoluciones de la ONU.