La Habana. Cuba enviará otros 300 médicos, enfermeras y técnicos a Haití, con lo que elevará a 1.200 la brigada de salud que asiste a las víctimas de la epidemia de cólera que afecta a la empobrecida nación caribeña.

Más de 1.400 personas han muerto en Haití por la epidemia que se ha extendido en cinco semanas, complicando la crisis generada tras el terremoto del 12 de enero y abarrotando los hospitales. Muchas personas son atendidas en jardines y tiendas de campaña.

El anuncio de Cuba fue dado a conocer este sábado por el ex presidente Fidel Castro en un artículo publicado por la prensa oficial que tituló "Haití: el subdesarrollo y el genocidio", en que criticó que no está siendo atendido el reclamo de Naciones Unidas de asistir a Haití.

"Hoy se tomó la decisión por el partido y el gobierno de reforzar la Brigada Médica Cubana en Haití con un contingente de la Brigada "Henry Reeve", compuesto por 300 médicos, enfermeras y técnicos de la salud, que sumarían más de 1.200 colaboradores", escribió Castro en el sitio oficial Cubadebate.

"Se impone la necesidad de buscar soluciones eficientes y rápidas a la lucha contra esa epidemia", agregó en el artículo reproducido por varios medios locales.

Castro, de 84 años y alejado del poder desde el 2006 por una enfermedad que puso en peligro su vida, dijo que el 40% de los enfermos de cólera en Haití han sido atendidos por especialistas cubanos.

Jóvenes haitianos que se formaron como médicos en Cuba integran la brigada.

La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos, había dicho esta semana que Haití necesita "con urgencia" cerca de 1.000 enfermeros profesionales y al menos 100 médicos más para controlar la epidemia.

Amos comentó incluso que Naciones Unidas conversaría con países y organizaciones humanitarias con el potencial de ayudar, como Cuba, para que cooperaran de forma rápida.