La fiscalía cubana solicitó 20 años de cárcel para un contratista estadounidense sospechoso de espionaje y cuyo arresto hace más de un año frenó abruptamente un acercamiento entre ambos enemigos de la Guerra Fría, según dijo el viernes la prensa oficial.

Según una nota publicada por la edición electrónica del diario oficial Granma, la fecha del juicio a Alan Gross será fijada en breve.