La Habana. El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, acusado de una serie de sabotajes a hoteles de la isla en 1997 será investigado y juzgado por la justicia cubana, según una nota del Ministerio del Interior difundida este miércoles.

La televisión estatal cubana transmitió imágenes de la llegada a La Habana de Chávez Abarca, quien había sido capturado este jueves pasado por las autoridades venezolanas en el aeropuerto internacional de Maiquetía y deportado el miércoles a Cuba.

"El detenido será sometido a proceso investigativo y de instrucción de acuerdo con los delitos cometidos", dijo la nota informativa del Ministerio del Interior.

Cuba dice que Chávez Abarca trabaja para Luis Posada Carriles, un ex agente de la CIA de origen cubano, acusado de planear la explosión en 1976 de un avión cubano y de causar la muerte de 73 personas.

Posada Carriles fue juzgado entonces en Venezuela, pero se fugó de la cárcel en 1985.

Posada Carriles, como Chávez Abarca, también es buscado por Cuba que lo acusa de estar detrás de los atentados con explosivos en hoteles de La Habana y Varadero, que causó la muerte a un turista italiano en 1997.

"(Chávez Abarca) se encuentra reclamado por la justicia cubana por ser uno de los autores de la cadena de atentados ocurridos en hoteles en 1997, cumpliendo órdenes del connotado terrorista Luis Posada Carriles", dijo la nota informativa.

La nota no precisó cuándo comenzará el proceso contra Chávez Abarca.

Las autoridades venezolanas dijeron la pasada semana que Chávez Abarca pretendía iniciar una fase de atentados contra las elecciones legislativas de septiembre.

Para este viernes se espera la firma de acuerdos en La Habana entre los cancilleres de El Salvador y Cuba, pero se desconoce si será abordado el caso de Chávez Abarca en la reunión oficial entre las cancillerías.