La Habana. Tres personas murieron en Cuba por cólera en las últimas semanas, en un inusual brote que afectó a 53 personas y que se desató por las altas temperaturas en la región oriental del país, dijo el martes el Gobierno en un comunicado.

El brote de cólera llega en momentos en que el presidente Raúl Castro está impulsando una serie de reformas para reactivar la economía doméstica que impulsó a muchos emprendedores a vender alimentos en restaurantes y cafeterías instalados en sus viviendas.

El ministerio de Salud Pública dijo en una nota divulgada en el diario oficial Granma que se ha producido "una tendencia al incremento de las enfermedades diarreicas en los últimos días, principalmente en la ciudad de Manzanillo, en la provincia de Granma, a unos 890 kilómetros al este de La Habana.

""Se han atendido aproximadamente 1.000 pacientes (...) correspondiendo la mayoría de los casos al municipio de Manzanillo, donde se ha producido un brote de infección gastrointestinal, de transmisión hídrica, a partir de la contaminación de varios pozos de abastecimiento local", indicó Granma.

"La salud en Cuba es gratuita y los brotes de cólera son inusuales en el país caribeño, donde el sistema sanitario, al igual que la educación, es considerado una de las banderas del socialismo implantado en la isla desde hace más de medio siglo.

Según el comunicado, con fecha del 2 de julio, el aumento de las afecciones es resultado de las altas temperaturas y las constantes lluvias que han tenido lugar en las últimas semanas en la isla.