Santiago. Después del fuerte sismo que se registró este domingo en el sur de Chile, que el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) fijó en 7,1 de magnitud Richter, se han registrado una docena de temblores que han causado temor en la población chilena, traumatizada por el terremoto y posterior tsunami que hubo en 2010.

Según la entidad estadounidense durante este domingo hubo dos temblores después del principal sismo, los cuales alcanzaron los 5 y 4,8 grados Richter.

En tanto, este lunes, durante la madrugada chilena hubo otro movimiento que alcanzó 4,9 de magnitud Richter.

Mientras, en Chile, el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile contabilizó 17 sismos sensibles para las personas a lo largo del país.

Este domingo, el presidente chileno, Sebastián Piñera, recordó la “cultura sísmica” de los chilenos y añadió: "quiero llamar a la calma a las personas. Afortunadamente no tenemos que lamentar ni accidentes ni pérdidas de vidas, ni daños mayores. En todo caso, es importante destacar que todos los servicios funcionaron de forma normal”.