Santiago. Unos 34 operarios permanecían atrapados este viernes en una mina subterránea en el norte de Chile tras un derrumbe y se desconocía cuál es su estado, mientras brigadas especializadas trabajan contrarreloj para rescatarlos.

La gubernamental Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) reportó la noche del jueves que tras una evaluación en terreno se constató la obstrucción de la rampa principal de la mina de cobre y oro San Esteban, unos 45 kilómetros al noroeste de la ciudad de Copiapó.

"Ahora, son 34 las personas confirmadas que se encuentran atrapadas en la mina y seguimos sin saber las condiciones en que están. Aún no sabemos si hay heridos o víctimas", dijo a Reuters un funcionario de la Onemi.

Las difíciles condiciones de acceso obstaculizaban las labores de rescate que se extendían ya por unas 10 horas en el interior de la mina, ubicada en una zona muy árida de la región de Atacama.

Familiares de los mineros permanecieron toda la noche en las afueras del yacimiento, con la angustia de no poder contar con mucha información del estado de sus parientes atrapados.

"Yo tengo a mi hijo acá y son tantas horas las que llevamos esperando (...) nos dicen que están atrapados y nada más. No sabemos en qué condiciones están", dijo a medios locales un familiar de uno de los mineros atrapados.

La Onemi dijo que son 130 personas las que trabajan en las labores de rescate, junto a cinco vehículos especializados en estas funciones, además de rescatistas de la minera Michilla procedentes de la ciudad de Antofagasta.

Según el organismo, funcionarios de la policía lograron ingresar al lugar a través de una de las chimeneas de ventilación.

La máxima autoridad del gobierno en la Región de Atacama, Ximena Matas, dijo que existe la posibilidad de que los mineros se encuentren en un refugio habilitado para emergencias en una zona más profunda de la mina.

"En el nivel 350 (metros sobre el nivel del mar) se produjo este derrumbe y este grupo de trabajadores está más abajo y nosotros estamos cifrando todas nuestras esperanzas de que ellos estén en un sector donde no ha habido derrumbes", dijo Matas a la radio Cooperativa.

En el sector donde estarían supuestamente los mineros hay un refugio que cuenta con los elementos básicos y necesarios para que la gente pueda estar durante un tiempo, con oxígeno, alimentación, agua y ropa de abrigo.

"Hasta el momento no hemos tomado contacto con ellos", dijo Matas, quien agregó que se estudia la forma más segura de poder dar con la ubicación de los mineros.