Buenos Aires. Más de 1.200 personas debieron ser desalojadas en distintos puntos de la Argentina a raíz de las fuertes lluvias, informaron este lunes fuentes oficiales.

En la provincia de Neuquén (sur del país), fueron evacuadas 547 personas, dijo el alcalde de la ciudad homónima, Horacio Quiroga.

El funcionario explicó que cayeron "200 milímetros" de agua entre miércoles y hoy lunes, cuando normalmente caen de "140 a 160 milímetros" en un año.

En la ciudad de Plottier, también en la provincia de Neuquén, había al menos 240 personas evacuadas.

Neuquén dispuso la "emergencia climática", por lo que fueron suspendidas las clases.

En el norte del país las lluvias también afectaron a pobladores, y más de 700 personas fueron evacuadas.

Resultaron afectadas las poblaciones de Bañado de Ovanta, Alijilán, Monte Redondo y Los Altos, donde ríos y arroyos se desbordaron.

La prensa local reportó que llovieron 230 milímetros en una zona semiárida, donde las precipitaciones no son habituales.

En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, si bien no había desalojados, las autoridades emitieron una serie de consejos a los vecinos debido a un alerta climático emitido por el Servicio Meteorológico Nacional sobre posibles tormentas, fuertes ráfagas de viento y eventual caída de granizo.

Entre ellos, aconsejaron no circular por calles anegadas, cerrar y asegurar puertas y ventanas y, a los automovilistas, circular a velocidad reducida y siempre con las luces encendidas.