Río de Janeiro. La Policía brasileña desarticuló hoy una banda que habría defraudado cerca de 20 millones de dólares con licitaciones en la Casa de Moneda, informaron fuentes oficiales.

En un comunicado, la Policía Federal aseguró que la banda estaba formada por al menos 13 exfuncionarios públicos, tanto de la Casa de Moneda como de la administración tributaria.

En la operación, se detuvo al excoordinador del departamento de Fiscalización de la administración tributaria Marcelo Fisch y su esposa, acusados de liedrar la red.

También se investiga a una empresa, llamada "Enigma", que obtuvo en los últimos años contratos con la Casa de Moneda pese a que en realidad no prestaba ningún servicio y era usada por la red de corrupción como una suerte de "fachada legal".

Fish, quien trabajó en la administración tributaria hasta el año pasado, venía siendo investigado tras detectarse que su patrimonio había aumentado en 14 millones de reales (unos 4 millones de dólares) desde 2008, cuando se sospecha que comenzaron los fraudes en los contratos con la Casa de Moneda.

Por el momento, la Policía Federal ha dicho que no se ha comprobado ningún vínculo entre estos fraudes y partidos políticos, como ocurría en otros grandes escándalos de corrupción descubiertos en los últimos años, como el que se centra en la estatal petrolera Petrobras.