Los desastres naturales registrados en China en 2012 causaron la muerte de 1.338 personas y la desaparición de otras 192, según un comunicado conjunto publicado este domingo por el ministerio de Asuntos Civiles y la oficina del Comité Nacional de Reducción de Desastres.

Los desastres afectaron a 290 millones de personas, destruyeron 906.000 viviendas, causaron graves daños en 1,46 millones de casas y provocaron unas pérdidas económicas directas de 418.550 millones de yuanes (US$66.550 millones) en la parte continental de China, según el comunicado.

El año pasado, más de 200 áreas a nivel de distrito registraron más de diez desastres naturales cada una.

Las principales condiciones adversas que experimentó China el año pasado fueron inundaciones, desastres geológicos, tifones, granizos, sequías, terremotos, tormentas de nieve y arena e incendios forestales, precisa el documento.

Las regiones occidentales de la parte continental de China se vieron sacudidas por 16 terremotos de una intensidad igual o superior a cinco grados en la escala de Richter.

El número de muertos y viviendas dañadas en el suroeste de China, que sufrió una grave sequía seguida de varias tormentas y seísmos en 2012, representó alrededor de 40% del total nacional.

El comunicado también subraya que los equipos encargados de las tareas de rescate y paliación de desastres tuvieron que enfrentarse a mayores dificultades en las zonas menos desarrolladas del país.