Santiago. Las autoridades chilenas descartaron la presencia de una "sustancia peligrosa" en un paquete sospechoso encontrado a principios de semana en la sede de la Cancillería y que obligó a un amplio operativo policial, dijo una fuente cercana a la investigación.

Luego de los análisis correspondientes, el Instituto de Salud Pública desechó la presencia de agentes infecciosos, pese a que el sobre tenía escrita la palabra "ántrax", según había informado la policía.