St. Peter Am Hart, Austria. La policía austríaca arrestó el jueves a un hombre anciano del que sospechan mantuvo confinadas, golpeó y abusó sexualmente de sus dos hijas discapacitadas mentales durante 40 años.

El austríaco de 85 años, que vive en un pueblo en el norte del país, mantuvo a las mujeres encerradas en una pequeña cocina con sólo un banco de madera como cama, dijo la policía.

"Ambas tienen discapacidades mentales y sufrieron palizas y violencia permanente", dijo Hermann Feldbacher, portavoz de la policía de la provincia de Alta Austria.

"Se volvieron dependientes de su padre y estaban tan apartadas y tan mentalmente discapacitadas que no podían arreglarse por sí solas y no podían dejar la casa a no ser que él quisiera", añadió.

Las mantuvo confinadas en una habitación de la extensa casa familiar y también abusó de su esposa de manera similar, dijo la policía. La mujer murió en el 2008.

El hombre está acusado de violación y otros delitos sexuales, así como de abuso o descuido de menores y personas indefensas, comportamiento amenazador, coerción y causar daños físicos, declaró a la agencia austríaca de noticias APA el jefe de la policía provincial, Alois Lissl.

Según las autoridades, el hombre ha negado todos los cargos.

La policía sostiene que el hombre, del que no dio el nombre, amenazó reiteradamente a sus hijas, ahora de 53 y 45 años, con armas. Además, las pegaba con un bastón y una horca de labrador, según los relatos de ellas.

Los abusos tuvieron lugar desde 1970 hasta mayo de este año en el pueblo de Sankt Peter am Hart, una localidad de unas 2.400 personas cerca de la frontera alemana.

La descripción de los supuestos abusos ha recordado el caso de incesto de Josef Fritzl que sacudió Austria hace tres años. Fritzl tuvo siete niños con una hija a la que mantuvo encerrada antes de ser encarcelado de por vida en el 2009 a los 74 años.

También recuerda al caso del rapto de la niña Natascha Kampusch, que escapó de su secuestrador en 2006 tras permanecer ocho años retenida en un sótano.

La policía dijo que investigaba si las mujeres habían sido discapacitadas psicológicas toda su vida o si su estado era un efecto de los maltratos que han sufrido.

"Parece posible que después de 40 años de abusos que sufrieran consecuencias psicológicas, pero también podría ser que alguien que sea un discapacitado mental sea la víctima ideal para maltratos", afirmó Feldbacher.

El hombre prohibió a sus hijas tener "cualquier contacto social", dijo la policía. Las mujeres se encuentran en una institución de salud y reciben tratamiento psicológico.

Los detalles del caso se conocieron públicamente ahora debido a una investigación de un periódico provincial.

Las mujeres fueron descubiertas en mayo cuando su padre intentó violar a la hija mayor en mayo y ella se resistió. El hombre cayó al suelo, no pudo pedir ayuda y fue encontrado dos días después por un trabajador social, quien informó del supuesto abuso a la policía.

Ahora se encuentra hospitalizado, aunque "mentalmente activo" para su edad, agregó la policía. APA dijo que pronto será trasladado a una prisión temporal, y que el proceso legal ya ha comenzado.