Buenos Aires. Un artefacto explosivo de escaso poder destruyó parcialmente este lunes en la madrugada un cajero automático en una sucursal del Banco Santander Río, en la capital argentina, sin que se conozcan los motivos del ataque.

La Policía Federal cercó la entidad e inició las investigaciones, sin que se reportaran personas heridas pero sí rotura de vidrios.

En las últimas semanas hubo ataques similares en otras entidades bancarias, aunque todavía no se esclarecieran los hechos.

El Banco Santander Río es la unidad argentina del gigante español Banco Santander.