Pasar al contenido principal
Diplomático venezolano es acusado formalmente en Kenia por asesinato de encargada de embajada
Lunes, Agosto 6, 2012 - 11:59

Olga Fonseca fue hallada estrangulada en su habitación el viernes 27 de julio, a menos de dos semanas de que asumiera provisionalmente como representante del país sudamericano en Kenia.

Nairobi. Un diplomático venezolano de alto rango fue acusado el lunes en una corte keniana de asesinar a la jefa de la misión del país sudamericano, en la residencia oficial en una zona acomodada de Nairobi.

Olga Fonseca fue hallada estrangulada en su habitación el viernes 27 de julio, a menos de dos semanas de que asumiera provisionalmente como representante del país sudamericano en Kenia.

El nombramiento se produjo tras la abrupta salida del embajador, quien fue acusado por el personal de su residencia de acoso sexual.

Dwight Sagaray, primer secretario de la embajada, quedó en prisión preventiva por orden de la jueza Florence Muchemi mientras aguarda su juicio.

Sagaray compareció inicialmente ante la corte la semana pasada, pero en esa ocasión no fue acusado y pasó la última semana bajo custodia policial mientras se completaban las investigaciones.

La fiscalía dijo a la corte en su primera presentación que al funcionario se le había retirado la inmunidad diplomática.

La semana pasada dos guardias de seguridad keniatas del complejo donde vivía Fonseca fueron acusados de no usar ningún medio razonable para evitar su asesinato. Los guardias afirmaron que no son culpables.

La jueza Muchemi ordenó además el arresto de un amigo de Sagaray, Mohammed Ahmed Mohammed Hassan, a quien la policía investigaba la semana pasada en relación con la muerte de Fonseca, quien además representaba a Venezuela ante varios organismos de la ONU y encabezaba las delegaciones en Uganda, Tanzania y Ruanda.

Detectives que participan en el caso dijeron a Reuters la semana pasada que lo más probable era que Fonseca, a quien funcionarios en Caracas calificaron como una diplomática brillante, hubiera sido asesinada por una lucha de poder dentro de la embajada.

Los agentes dijeron que Hassan, un keniata de descendencia somalí, en el pasado "se hizo pasar por funcionario de la embajada venezolana" y que había usado el vehículo oficial de Sagaray.

Los empleados de la casa de Fonseca que se habían quejado de acoso sexual de parte del embajador anterior acusaron a la funcionaria de despedirlos por negarse a retirar los cargos que habían presentado ante la policía diplomática.

Autores

Reuters