Lima. La actividad del volcán peruano Misti, situado en la región surandina de Arequipa, disminuyó la cantidad de sísmos de 40 a 31 movimientos telúricos diarios del 16 al 30 de abril pasado, informó este miércoles el Observatorio del Sur (OVC) del Instituto Geofísico del Perú (IGP).

Según los expertos que monitorean este coloso, la mayor incidencia de sismos de diferentes intensidades ocurrió el pasado 19 de abril con 95 eventos, lo que alarmó a los habitantes de la ciudad de Arequipa, ubicada a 966 kilómetros al sur de Lima.  

Detalló en su reporte, para tranquilidad de esta ciudad peruana, de un millón de habitantes, que la actividad telúrica disminuyó alrededor de 33% con respecto a la quincena anterior.

El IGP también explicó que los sismos más representativos se registraron en la estructura volcánica al noreste del cráter principal, localizados a una profundidad estimada entre 1 y 2 kilómetros desde la cima del Misti.

Agregó que los movimientos telúricos vinculados al paso de fluidos, gas y vapor de agua, en el volcán, hasta el momento se mantienen bajos, pero continuará el monitoreo de las actividades volcánicas.  

Este volcán es considerado por los científicos peruanos como el de mayor riesgo, porque es joven, activo y explosivo, y de entrar en erupción pondrá en peligro a un millón de personas, infraestructuras, aeropuertos, represas, industrias y centros mineros, entre otros.

De a cuerdo a los estudios realizados por los geólogos peruanos, el Misti ha registrado alrededor de diez crisis fumarólicas en los pasados 600 años, de los cuales por lo menos ha ocurrido una erupción importante cuyas huellas aún se observan en sus partes bajas.