Roma. Uno de cada cinco jóvenes italianos, o más de 2 millones de personas, no están estudiando ni trabajando, el más alto porcentaje de jóvenes "ociosos" en la Unión Europea, informó este miércoles la oficina nacional de estadísticas (ISTAT).

ISTAT dijo que un 21,2% de italianos de entre 15 y 29 años estaban en un grupo estadístico conocido como NEET -No en Educación, Empleo o Entrenamiento- que casi duplica el porcentaje de jóvenes inactivos en Alemania.

La cifra se refiere al 2009 y aumenta un 19,2% desde el año anterior, reflejando el creciente desempleo en jóvenes durante la crisis económica, señaló ISTAT.

"Un 80% de empleos recortados involucran a gente joven, son el segmento que ha sido más afectado por la recesión", dijo Linda Laura Sabbadini, directora central de ISTAT, en una entrevista.

"Es alarmante porque es una medida de exclusión social. Entre más tiempo pasa la gente sin estudiar o trabajar, más difícil se vuelve para ellos volver a la escuela o hallar un empleo. Estas personas se encuentran en un limbo", agregó.

La proporción de jóvenes que no están trabajando ni estudiando es mayor en el más pobre sur de Italia. En algunas regiones se acerca al 30%.

Pero Sabbadini señaló que estaba aumentando incluso en el más rico e industrializado norte.

Un 19% de personas jóvenes se retiraron de la escuela, y menos de un 20% de italianos de entre 30 y 40 años tienen un grado universitario, dijo ISTAT.

La economía de Italia está emergiendo lentamente de su peor recesión post guerra pero se espera que el crecimiento, que ha sido menor que el de sus pares europeos por más de una década, se mantenga lento.

Actualmente en un 25,4%, el desempleo de jóvenes en Italia también va en aumento y se ubica en alrededor de 6 puntos porcentuales por sobre el promedio europeo.