Dos pilotos de la empresa Aeroméxico pretendieron tripular en estado de embriaguez un avión con 101 pasajeros; sin embargo, el resto de la tripulación lo impidió, informó el subdirector de Aviación Civil, Alvaro Vargas.

"La situación se dio el sábado (...) a uno de ellos, al copiloto, se le hizo la (prueba de) alcoholemia y dio positiva, mientras que el capitán se opuso a que se la practicaran", aseguró Vargas, quien señaló que Aviación Civil investiga lo ocurrido para informar a las autoridades de México y a la compañía.

El subdirector de la compañía precisó que el avión, un boeing 737-700, tenía previsto partir el sábado en la tarde desde el aeropuerto Juan Santamaría de Costa Rica hacia el distrito federal de México, pero el vuelo se pospuso por casi 24 horas, debido a que la empresa debió enviar a otros dos pilotos.

"Estuvimos ahí el sábado y el domingo muy cerca de la situación levantando todos los informes y las evidencias", dijo Vargas.

"Yo creo que los pasajeros no se enteraron de la verdadera causa de la suspensión del vuelo, porque creo que les dijeron otra cosa", manifestó.

La AFP intentó consultar a fuentes de la empresa mexicana en San José, pero declinaron hacer comentarios.

El Diario Extra informó este lunes por su parte que, al llegar el sábado a la terminal aérea, los dos pilotos dijeron que sentían "mareos, náuseas y dolor de estómago, siete horas después de haber terminado la fiesta en un hotel capitalino".

Las autoridades se abstuvieron de precisar la identidad de los pilotos, que fueron identificados por el diario Extra por los apellidos Elizondo y Morales.

Aeroméxico integra la alianza Skyteam, que lideran la estadounidense Delta y el grupo AirFrance-KLM, y de la que participan además Alitalia, Aeroflot y Korean Air entre otros compañías.