Herat, Afganistán. Dos suicidas talibanes atacaron un recinto de Naciones Unidas en el oeste de Afganistán y varios insurgentes se encontraban ahora dentro del edificio, pero no hubo reportes inmediatos sobre víctimas, informó este sábado la policía local.

Tropas afganas rodeaban las instalaciones en Herat, la ciudad más grande del oeste afgano y una zona en la que los rebeldes talibanes y otros islamistas no suelen ser muy activos.

"Podemos confirmar un ataque contra un complejo de la ONU en la ciudad de Herat. Parece ser un ataque complicado, pero no estamos seguros en este momento si el incidente ya terminó o aún se está produciendo", dijo Kieran Dwyer, jefe portavoz de la ONU en Kabul.

El funcionario no pudo decir si había víctimas. Tanto personal local como extranjero trabaja en el edificio, compartido por varias agencias de la ONU.

Mohammad Salem Ehsas, jefe de policía de Herat, dijo que dos atacantes suicidas se inmolaron en el exterior del edificio, mientras que otros lograron entrar. Agregó que no sabía cuántos atacantes había, pero indicó que podrían ser hasta tres.

Ningún soldado de la Fuerza Internacional de Asistencia en Seguridad (ISAF por sus siglas en inglés) de la OTAN estaban involucrados, afirmó un portavoz de la alianza occidental.

Un comandante local talibán, Mullah Bilal, se adjudicó la responsabilidad por el atentado en representación del grupo. Un combatiente se inmoló y otros ingresaron al complejo, declaró.

El año pasado, unos rebeldes islámicos atacaron una residencia de la ONU en la capital, causando la muerte de cinco de sus trabajadores.

En un reporte sobre Afganistán en junio, la ONU dijo que la organización aún era un blanco potencial de ataques de militantes, y que reduciría el tamaño de su personal extranjero.

El número de muertos por la guerra contra los talibanes ha llegado a su nivel más alto desde la invasión liderada por Estados Unidos en noviembre del 2001 que derrocó al régimen talibán. Los insurgentes han aumentado los ataques, desplazándolos más allá de sus bastiones en el sur y en el este del país.