Rafael Correa, presidente de Ecuador, señaló en la tarde de este viernes que Instituto Oceanográfico de la Armada de su país (Inocar) determinó que la amenaza de tsunami ha pasado a ser sólo una situación de bajo riesgo.

El mandatario, manifestó que si a las 20.00 horas local, no se presentan consecuencias mayores, se levantará el Estado de excepción en el país.

“Ha funcionado la institucionalidad, la gestión de riesgo, la cooperación de la ciudadanía. Agradecemos a las ciudadanas y ciudadanos del Ecuador y hacemos un llamado a la calma (...) La mayor probabilidad es que sea una marejada simple”, dijo Correa, según consigna Telesur.

En este sentido, es el mismo presidente quein dirije el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), instalado en Guayaquil, para monitorear y evaluar las acciones emprendidas en el marco del Estado de Excepción decretado por la alerta de tsunami, tras el terromoto en Japón, señala el mismo medio.

Jorge Cárdenas en tanto, director de Inocar, señaló que las primeras olas de tsunami llegarían a Galápagos a las 17:30 de la tarde hora local, mientras que al continente se prevé que lleguen a partir de las 19:30 de la noche.

El funcionario dijo que “se indica un incremento del mar de aproximadamente 75 centímetros, lo que ocasiona que mantengamos la alerta de tsunami”, señaló.