Quito. Ecuador declaró en alerta roja a las zonas de influencia del volcán Tungurahua y comenzó la evacuación de la población, en medio de una intensa e inesperada actividad del coloso que emanaba columnas de ceniza y flujos incandescentes, dijeron este sábado autoridades.

El volcán Tungurahua, enclavado en el centro del país, registró desde temprano un incremento rápido y sostenido de la actividad sísmica, de los bramidos y la emanación de ceniza y flujos piroclásticos (combinaciones de rocas incandescentes y gases), lo que obligó a las autoridades a tomar la medida.

La declaratoria del alerta roja, la máxima posible, se realizó en una parte de la ciudad turística de Baños y en comunidades ubicadas a unos 8 kilómetros del volcán, dijo a periodistas el subsecretario de Riesgos, Felipe Bazan.

Las autoridades comenzaron un proceso de evacuación de la población, aunque Bazan desconocía el número de personas que podrían ser movilizadas.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional dijo que "el incremento (de la actividad) es inesperado".

El Tungurahua, ubicado a unos 130 kilómetros al sudeste Quito, está en actividad desde 1999. Es uno de los ocho volcanes que se consideran activos en Ecuador.