Quito. La ministra ecuatoriana de Salud, Carina Vance, dijo este martes que es probable que se presenten en el país casos autóctonos o de transmisión local del virus de chikungunya, enfermedad que afecta varios países caribeños y sudamericanos.

"Se espera que en nuestro país vayamos a tener presencia de la enfermedad con casos autóctonos, con casos nuestros", indicó Vance en conferencia de prensa.

Las autoridades sanitarias confirmaron la semana pasada el primer caso importado del virus de chikungunya, el cual se detectó en una mujer de 41 años en la provincia de Loja (sur).

La afectada llegó a Ecuador desde Colombia y su caso se detectado en un cerco epidemiológico que implementó el ministerio de Salud en Loja.

La ministra de Salud recalcó que pese a ese caso, en el país aún no existe el vector del virus, pero consideró "probable que se desarrollen casos propios en las regiones en las que habita el mosquito ('Aedes aegypti')", transmisor de la enfermedad.

El virus apareció en noviembre de 2013 en las islas francesas de San Martín y San Bartolomé y luego se diseminó de manera progresiva por la región de las Antillas.

En el Caribe, la enfermedad se propagó por Haití, Puerto Rico y República Dominicana y después se extendió a Centroamérica, Colombia, Panamá y Venezuela.

Los síntomas de la enfermedad son similares al dengue y se distingue por un dolor intenso en las articulaciones, causa fiebre y dolor de cabeza.

Vance agregó que Ecuador está preparado para atender posibles casos de chikungunya mediante una estrategia preventiva, con el fin de evitar la proliferación del mosquito "Aedes aegypti", que también causa el dengue.

La mortalidad del chikungunya es menor a la del dengue, sin embargo los síntomas pueden durar más de dos años, por lo tanto los cercos de vigilancia epidemiológica deben estar en alerta al encontrarse casos positivos, precisó.

"En la región se reportan unos 739.000 casos con 118 muertes confirmadas. Aunque la mortalidad es muy baja es una enfermedad que afecta la productividad y la calidad de vida de las personas", concluyó Carina Vance.

Doscientos sospechosos. En paralelo, las autoridades sanitarias de Guatemala confirmaron este martes que han detectado 47 casos del virus chikungunya, mientras que se investigan 200 casos sospechosos.

El encargado del Centro de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Ricardo Mena, indicó que la mayoría de casos contagiados se concentran en los departamentos de Escuintla (sur) y Suchitepéquez (suroeste), por lo que se supone que la enfermedad se irá propagando.

"Son personas que viajaron a Escuintla y que, obviamente, se contaminaron ahí; esto sugiere que no hay contaminación local, autóctona en estas localidades", comentó el funcionario de salud.

Mena, destacó que en las próximas semanas se podría esperar que haya más casos derivado del intercambio que existe entre las regiones por comercio o trabajo.

Los síntomas de la Chikungunya, transmitida por los zancudos, son fiebres superiores a los 39 grados centígrados, fuertes dolores articulares y musculares, sarpullido,  nauseas y fatiga.

El Ministerio de Salud Pública mantiene una campaña para prevenir a la población sobre esta enfermedad.