Washington. El secretario de Defensa estadounidense dijo que la filtración de 70.000 documentos clasificados sobre la guerra en Afganistán no reveló datos delicados, pero pudo poner en riesgo a afganos que ayudan a Estados Unidos, reportaron medios de su país este domingo.

El secretario Robert Gates hizo su evaluación en una carta del 16 de agosto al senador Carl Levin, que preside la comisión de Servicios Armados del Senado, luego de que el sitio web Wikileaks divulgó los documentos en julio.

El diario New York Times y la cadena de televisión CNN obtuvieron acceso a la carta.

"La evaluación inicial de ninguna manera descarta el riesgo a la seguridad nacional", escribió Gates. "Sin embargo, la revisión hasta la fecha no indica que fuentes delicadas de inteligencia o métodos hayan sido comprometidos por la revelación", agregó.

Gates también dijo que divulgar los nombres de afganos que ofrecieron su cooperación a Washington, que podían convertirse en blanco de los talibanes, podría causar "un perjuicio o daño significativo a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos".

Wikileaks, que dice ser una organización sin fines de lucro financiada por activistas de derechos humanos, periodistas y el público general, recibió fuertes críticas por revelar los documentos sobre la guerra en Afganistán.