Boston. Un ex militar salvadoreño vinculado con la matanza de seis sacerdotes jesuitas durante la guerra civil de su país fue arrestado el martes en Estados Unidos, dijeron autoridades.

Inocente Orlando Montano fue puesto bajo custodia sin incidentes, según una portavoz de la fiscalía estadounidense en el estado de Massachusetts.

Montano fue acusado en una corte federal por hacer declaraciones falsas en una solicitud de inmigración, y no en relación con los asesinatos.

Según documentos de la corte, Montano manifestó varias veces no contar con entrenamiento militar, no haber servido al Ejército y no haber usado armas para amenazar o lastimar a otras personas.

Pero las autoridades descubrieron que Montano perteneció a las fuerzas armadas de El Salvador de 1963 a 1994 y se retiró con el grado de coronel.

Fue viceministro de Seguridad Pública durante la época en que el Gobierno enfrentaba una guerra civil, señala la queja.

Montano ha sido vinculado con la cruenta masacre de seis sacerdotes jesuitas -cinco españoles y uno salvadoreño-, su ama de llaves y su hija adolescente.

El grupo fue asesinado el 16 de noviembre de 1989 en su casa en una universidad local.

Los sacerdotes habían criticado los abusos de derechos humanos cometidos por el Ejército durante la guerra civil, que tras 12 años terminó en 1992.

En mayo, una corte española emitió una orden de captura internacional contra 20 ex militares salvadoreños por delitos contra la humanidad y por sus roles en la matanza de los jesuitas.

Montano aparece entre los acusados.

Otros nueve ex militares que figuran en la orden de arresto se encuentran en instalaciones del Ejército en su país, esperando que la Suprema Corte decida si procede su extradición a España.

Oficiales de inmigración habían estado dando seguimiento a Montano y a inicios de mes realizaron una inspección en su casa en Everett, al norte de la ciudad de Boston.