Washington. Autoridades estadounidense advirtieron a los pasajeros de aviones que investigarán con mayor detenimiento los termos y otros contenedores de bebidas en los puestos de seguridad después de que inteligencia sugirió que pueden usarse para esconder explosivos.

"No hay información relacionada con ninguna amenaza específica o inminente", dijo este viernes Ann Davis, portavoz de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), a Reuters.

Un aviso en la página web de la TSA advirtió sobre la posibilidad de que los contenedores de bebida puedan servir para ocultar explosivos e indicó que su alerta estaba "basada en inteligencia".

La TSA "está analizando cuidadosamente información relacionada con tácticas terroristas y trabajando con nuestros socios internacionales para compartir datos y las mejores prácticas de seguridad", agregó la entidad.

Como resultado, los pasajeros que vuelan dentro de Estados Unidos y hacia el país podrían ser sometidos a medidas de seguridad adicionales en relación a los contenedores de bebidas en los próximos días, dijo el aviso publicado este jueves.

Las personas que llevan ese tipo de termos pueden encontrarse con controles adicionales a través de los procedimientos que se usan actualmente, como rayos X, inspecciones físicas y tecnologías de detección de explosivos, agregó la TSA.