Washington. El científico iraní que dijo que fue secuestrado por agentes estadounidenses recibió más de US$5 millones de parte de la CIA por información del programa nuclear de Irán nuclear, reportó este jueves el diario The Washington Post citando a funcionarios estadounidenses.

Shahram Amiri, que a primera hora de este jueves llegó a Irán, no está obligado a devolver el dinero pero podría no ser capaz de acceder a él tras terminar la "importante cooperación" con la CIA y regresar a su hogar, reportó el diario.

"Todo lo que tiene está ahora más allá de su alcance, gracias a las sanciones financieras contra Irán", dijo un funcionario estadounidense. "Él se fue, pero su dinero no. Nosotros tenemos su información, y los iraníes lo tienen a él", agregó.

Los datos de inteligencia sobre el programa nuclear iraní son codiciados por Estados Unidos, que teme que Irán pueda amenazar con armas nucleares a su cercano aliado Israel, así como al suministro de petróleo del Golfo Pérsico y a otras naciones en Europa.

Irán insiste en que su programa nuclear sólo tiene fines pacíficos.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, especularon que Amiri podría haber partido abruptamente de Estados Unidos por temores a que el gobierno iraní podría lastimar a su familia, dijo el Post.

La CIA no formuló comentarios sobre el reporte del Washington Post.

El pedido de Amiri esta semana de regresar a Irán sorprendió a los funcionarios estadounidenses, que dijeron que el científico había estado trabajando con la agencia de inteligencia estadounidense desde hace más de un año, publicó el Post.

Irán acusa a la CIA de secuestrar a Amiri hace un año, cuando él se encontraba en un peregrinaje en Arabia Saudita. Amiri, que trabajaba para la Organización de Energía Atómica de Irán, apareció sorpresivamente el lunes en la sección de intereses iraníes de la embajada de Pakistán en Washington.

Washington niega el secuestro de Amiri e insiste en que él vivió libremente en Estados Unidos.

Pero un funcionario estadounidense dijo el miércoles que Estados Unidos, deseoso de tener detalles del programa nuclear de Irán, había obtenido información "provechosa" de él.

Un funcionario contó al Post que los pagos efectuados a Amiri reflejaban el valor de la información obtenida.

"El aporte económico es adecuado a lo que la persona hizo, incluso por como su material se fue confirmando a lo largo del tiempo", señaló el funcionario. "No se da algo por nada", agregó.

Al arribar a Irán, Amiri fue recibido por su esposa y por su pequeño hijo en el aeropuerto internacional de Teherán, junto a otros familiares y un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores.