El Cairo. Los Hermanos Musulmanes de Egipto dicen que se establecerán como partido político una vez que se levanten las restricciones que se lo impedían bajo el Gobierno del presidente Hosni Mubarak.

El grupo islamista dijo en un comunicado que había mostrado su deseo de formar un partido hace muchos años, pero los frenó la ley de partidos políticos, uno de los muchos recortes a la actividad política durante el mandato de Mubarak.

"Cuando se lleve a cabo la demanda popular para la libertad a formar partidos, el grupo fundará un partido político", dijo el comunicado, publicado en su página web y fechado el 14 de febrero.

Los Hermanos Musulmanes se formaron en la década de 1920 y tienen raíces profundas en la sociedad conservadora musulmana. Aunque Mubarak mantuvo una prohibición formal sobre el grupo, su administración lo toleró mientras no desafiara su poder.

Los Hermanos dijeron el sábado que no buscarían la presidencia o una mayoría parlamentaria en las elecciones que las nuevas autoridades militares han prometido celebrar.

El consejo militar, que sustituyó a Mubarak este viernes, ha dicho que estudia transferir el poder a los civiles y establecer una democracia. El consejo ha dicho que gobernará temporalmente hasta que se celebren los comicios.

Estados Unidos ha expresado su preocupación por lo que ha llamado "retórica antiestadounidense" de los Hermanos, pero no ha llegado a mostrarse contrario a que asuman un papel en el futuro gobierno.