El Cairo. La fiscalía pública de Egipto emitió una orden con prohibiciones de viaje sobre el ex presidente Hosni Mubarak y su familia, mientras se investigan las denuncias en su contra, dijo este lunes un portavoz.

La fiscalía también ordenó congelar los activos y dinero del ex gobernante luego de recibir quejas de que había adquirido su fortuna a través de medios ilícitos, indicó un portavoz.

Una corte penal de El Cairo revisará el caso el 5 de marzo, informó la agencia de noticias estatal MENA.

La prohibición de viajes se da a conocer después de que el 21 de febrero la fiscalía egipcia decidiera congelar los activos en el extranjero de Mubarak, la primera señal de que el derrocado presidente tendría que rendir cuentas ante los gobernantes a quienes entregó el poder el 11 de febrero.

Reportes de prensa sugirieron que la fortuna del ex presidente podría llegar a miles de millones de dólares y algunos opositores lo acusaron de derrochar la riqueza del país más poblado del mundo árabe, aunque sus aliados insisten en que no cometió delito alguno.

El portavoz de la fiscalía, Adel el-Saeed, dijo que todos los bancos y autoridades de Egipto, incluyendo la que investiga los casos de corrupción, tienen instrucciones de implementar las decisiones del fiscal.

La esposa de Mubarak Suzanne y sus dos hijos, Gamal y Alaa, junto con sus esposas, están incluidos dentro de la medida.

La autoridad anticorrupción de Egipto dijo el lunes que tomará los pasos necesarios para exponer las cuentas bancarias secretas del derrocado presidente y de su familia, reportó MENA.

Una revuelta de 18 días terminó con el mandato de 30 años de Mubarak, y los disturbios se expandieron por Oriente Medio y el norte de Africa, amenazando a los prolongados gobiernos autocráticos de Bahréin y Libia.