Un comando del Ejército de Colombia informó este domingo que destruyó una refinería artesanal de combustible robado, presuntamente en manos de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el departamento de Nariño (suroeste), fronterizo con Ecuador.

El ejército indicó en un comunicado que miembros de las FARC hurtaban el combustible del oleoducto Trasandino, en el caserío Palpis, del municipio de Ricaurte (Nariño).

"Los efectivos localizaron una refinería artesanal, una torre de destilación, 10.480 galones de petróleo, 70 metros de cable dúplex y 10 metros de manguera plástica", señaló el Ejército.

En la operación militar, cuya fecha no fue precisada, participaron hombres de la brigada móvil 35, quienes lograron ubicar y destruir una refinería ilegal usada por la columna "Mariscal Antonio José de Sucre" de las FARC.

Hace una semana el ejército también descubrió una refinería de las FARC en zona rural del vecino municipio de Barbacoas, también en Nariño.