Bogotá. El ejército de Colombia prepara un informe en el que denuncia la "atrocidad de las FARC" y la violación de los convenios sobre el Derecho Internacional Humanitario ratificados por Colombia.

Según el reporte, la denuncia se presenta a partir de los hechos registrados el pasado sábado cuando tras los enfrentamientos entre tropas del Comando Operativo No. 5 y guerrilleros de la columna 'Teófilo Forero Castro', un suboficial y dos soldados que resultaron heridos, fueron brutalmente asesinados.

"Luego de varios días de operaciones y tras la ubicación de los cadáveres, se pudo establecer que dos de los tres militares fueron brutalmente asesinados y decapitados; prueba irrefutable de la barbarie y la servicia con la que actúa las FARC ratificando que son un grupo terrorista sin ideología política", señala el informe que el ejército realizó luego del enfrentamiento.

La institución está adelantando las acciones pertinentes para aportar los elementos materiales probatorios a la investigación que adelanta la Fiscalía contra la columna 'Teófilo Forero Castro' de las FARC por las infracciones a las leyes penales nacionales y a los convenios internacionales.

"Entre las normas infringidas se destaca el homicidio, la tortura en persona protegida y la barbarie, entre otras, ya que se logró establecer que luego de resultar heridos los militares fueron decapitados".

El Comando de la Novena Brigada exaltó la entrega de los uniformados que en cumplimiento de su deber entregaron sus vidas, en desarrollo de operaciones en la vereda Quebradón Sur, jurisdicción del municipio de Algeciras en el Huila.

"Desde la novena brigada se ratifica el saludo de condolencia y apoyo a la familia del suboficial y de los dos soldados que entregaron sus vidas por la paz y seguridad del pueblo huilense".

Los uniformados que fallecieron:

El cabo William Flórez Gutiérrez, tenía 25 años, era oriundo de Soacha Cundinamarca y desde hace tres años y ocho meses le servía a la patria desde el Ejército Nacional.

El soldado profesional José Gabriel Aparicio Bueno, tenía 28 años, ocho de ellos al interior de la institución castrense. Sus restos mortales serán trasladados a girón Santander.

El soldado profesional Moisés Bolaños Faragoso, oriundo de Valledupar cesar, tenía 33 años, 14 de ellos laborando como soldado profesional.