Lima, Andina. El 88% de los peruanos considera necesaria la reforma de la Policía Nacional del Perú (PNP), en el marco de la lucha contra la inseguridad ciudadana, según el último sondeo de opinión de la encuestadora Datum Internacional.

El 47% de los entrevistados, a nivel nacional, señaló que una reforma de esta institución debe contemplar más capacitación para los policías; mientras que el 44% plantea imponer disciplina en los efectivos policiales.

En tanto, el 24% estima necesario el aumento de sueldos y otro 24%, subir las penas para los delincuentes.

En la encuesta, publicada en el diario Perú 21 y realizada del 3 al 6 de agosto, el 51% de los participantes “siente” que el gobierno “está haciendo algo” por solucionar el problema de la inseguridad ciudadana, al que se suma un 4% que cree que se “está haciendo mucho”.

No obstante, un 42%, opinó lo contrario.

En el sondeo de opinión, el 6% considera no necesaria una reforma y otro 6% no sabe ni opina.

Por otro lado, el 47% de la población aprueba la gestión del presidente Ollanta Humala, que sube dos puntos porcentuales en relación con julio.

La desaprobación, según la encuesta, descendió cuatro puntos porcentuales y se ubica en 44%.

Asimismo, entre los consultados que dijeron haber escuchado el mensaje presidencial el 57% lo calificó de positivo, frente a un 35% que lo definió como negativo.

Respecto a las expectativas frente a los ofrecimientos presidenciales, el 40% de los encuestados cree que se cumplirá con las mejoras salariales para los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

Además, el 43% juzga que el gobierno cumplirá con lograr en parte la cobertura al ciento por ciento en educación inicial para el 2016; del mismo parecer fue el 41% en torno a proporcionar seguro gratuito contra el cáncer, y el 46% respecto a reducir la pobreza al 15% en el 2006.

Por último, el 58% de los entrevistados considera que se logrará solucionar las protestas a través del diálogo, frente a un 32% que opina lo contrario; el 54% cree que se logrará mejorar la calidad de la enseñanza en los colegios públicos, aunque el 35% está en desacuerdo.