Chiclayo, Andina. Un amplio historial de extorsiones y otros delitos como el asesinato de un policía en retiro lleva consigo el reo José Luis Torres Saavedra, alias "Burro", quien habría dirigido este domingo la fuga de 17 internos del penal de Challapalca, en Tacna.

Juan Vásquez García, dirigente de una asociación de taxistas de Chiclayo, recordó que dicha persona sembró el pánico entre los transportistas de esa ciudad norteña y llegó a amasar más de 1 millón de nuevos soles al mes con las extorsiones.

Señaló que los taxistas fueron sus principales víctimas y que quienes rechazaban las amenazas sufrían la quema de sus vehículos.

Sostuvo que actualmente se ha “reducido a cero” el robo de vehículos y las extorsiones en la jurisdicción norteña, pero con la fuga de Torres Saavedra se teme que esos delitos vuelvan.

El 25 de abril de 2010, Torres Saavedra fugó cuando era trasladado del penal de Piedras Gordas, de Lima, a Chiclayo para una diligencia judicial. Él iba a bordo de un bus junto a dos trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario.

Cerca de llegar al terminal terrestre, unos delincuentes armados lo rescataron y escaparon con él. Más de cuatro de meses después fue recapturado.

El nombre del referido delincuente comenzó a escucharse en Chiclayo luego de asesinar, durante un asalto, a un policía en retiro que custodiaba una empresa courier. Fue condenado por robo agravado y homocidio en 2006.

También se hizo conocido en el mundo del hampa por las extorsiones a empresas de transporte locales y otros negocios, a los cuales ofrecía seguridad a cambio de altas sumas de dinero o atacaba si estas se negaban.

Fueron frecuentes, entonces, los envíos de balas para los empresarios con sus nombres inscritos, a manera de amedrentamiento.