Belgrado. El general serbobosnio Ratko Mladic afrontará un juicio por genocidio en el tribunal de La Haya tras su arresto en Serbia después de permanecer 15 años prófugo, y las autoridades europeas esperan su extradición en un plazo de 10 días.

El arresto de Mladic el jueves, el último de los tres hombres a los que se responsabiliza de instigar la limpieza étnica durante la guerra de Bosnia (1992-1995), despejó uno de los principales obstáculos para que Serbia se una a la Unión Europea (UE).

"En nombre de la República de Serbia puedo anunciar la detención de Ratko Mladic. El proceso de extradición está en marcha", dijo el presidente serbio, Boris Tadic, a periodistas en Belgrado.

Mladic, acusado de orquestar la masacre de 8.000 hombres y niños musulmanes en la localidad de Srebrenica y del brutal asedio de Sarajevo durante 43 meses, fue hallado en una granja propiedad de un primo suyo.

Detenido cooperó. "Mladic tenía dos armas cargadas que no usó. Cooperó y no ofreció resistencia", dijo Rasim Ljajic, el ministro serbio que está a cargo de la búsqueda de fugitivos de guerra.

La televisión serbia mostró un video de Mladic, de 69 años, escoltado por la policía a la entrada de un tribunal especial de crímenes de guerra en Belgrado el jueves.

Con una gorra, se movía despacio con una ligera cojera.

"Mladic llevaba varias capas de ropa, apenas era reconocible, no atraía la atención. Parecía tan pálido como si hubiera pasado en espacios cerrados mucho tiempo", dijo Ljajic a la televisión serbia.