El Cairo. El derrocado presidente egipcio Hosni Mubarak ha sido citado legalmente por la fiscalía dentro de la investigación sobre la muerte de manifestantes y malversación de fondos públicos, informó este domingo la fiscalía.

Sus hijos Gamal y Alaa también han sido convocados por la fiscalía en la investigación por el desfalco, según informó el fiscal en un comunicado en el que añadió que las declaraciones de Mubarak del mismo domingo, en las que negaba las acusaciones, no afectarán a la investigación.

Mubarak aseguró que las acusaciones contra su familia son infundadas, y que tiene derecho a defender su reputación.

La fiscalía además detuvo al ex primer ministro Ahmed Nafiz durante 15 días. Los fiscales están investigando las acusaciones de corrupción contra altos cargos y empresarios relacionados con el gobierno de Mubarak, en un intento de cumplir las demandas de los egipcios de mano dura contra el antiguo régimen.