Los Angeles, EE.UU. El médico de Michael Jackson pidió el martes un abogado pagado con fondos públicos para dirigir su apelación contra la condena por homicidio en la muerte de la estrella pop, diciendo que él no puede pagar uno.

El doctor Conrad Murray, que cumple una condena de cuatro años en prisión por el homicidio involuntario de Jackson en 2009, presentó los documentos ante el Tribunal Superior de Los Ángeles diciendo que no puede financiar más su representación legal.

"El acusado es pobre y respetuosamente solicita la designación de un letrado para la apelación", sostienen los papeles presentados ante el tribunal.

Murray dijo que desea apelar los dos veredictos en su contra y su sentencia, pero hasta ahora no ha presentado los documentos formales ante el tribunal de apelaciones de California.

El cardiólogo, de 58 años, había contratado a dos abogados para su juicio de seis semanas, pero en noviembre fue hallado culpable de homicidio involuntario, por negligencia grave, tras admitir que suministró dosis nocturnas del anestésico quirúrgico propofol al cantante de "Thriller" para ayudarlo a dormir.

Jackson murió el 25 de junio de 2009 a los 50 años debido a una sobredosis de propofol y sedantes, semanas antes de una serie de conciertos de regreso.