Oslo. Un equipo de psiquiatras nombrado por un tribunal ha concluido que el extremista anti-inmigración noruego Anders Behring Breivik, que mató a 77 personas en julio, está penalmente perturbado, dijo este martes el fiscal Svein Holden.

La fiscalía agregó que la evaluación psiquiátrica podría significar que Breivik podría no ser enviado a la cárcel.

"La conclusión es ... es que está loco", dijo Holden en una rueda de prensa. "Vive en su propio universo delirante y sus pensamientos y sus actos se rigen por este universo".