Ciudad del Vaticano. El papa Benedicto XVI dijo sentirse siempre próximo a la población haitiana tras las tragedias que han golpeado al país.

El Pontífice mencionó a Haití durante el Angelus de este domingo, diciendo que deseaba recordar al "pueblo haitiano luego del terrible terremoto, que fue desafortunadamente seguido por una grave epidemia de cólera".

A casi un año del sismo del 12 de enero, más de un millón de personas siguen damnificadas en Puerto Príncipe, y el cólera ha dejado más de 2.400 muertos en el país desde octubre.

El Vaticano envió al cardenal Robert Sarah de la oficina de asistencia humanitaria de la Santa Sede a Haití para "expresar su constante cercanía y la de la Iglesia en su totalidad", dijo el Papa al dirigirse al público desde la ventana de su estudio en la plaza San Pedro.