Ciudad del Vaticano. El Papa Benedicto XVI puso su estampa al futuro de la Iglesia Católica Romana este miércoles, al nombrar a seis nuevos cardenales que se unirán al exclusivo grupo de prelados que algún día elegirán a su sucesor.

Se trata de cardenales de Estados Unidos, Líbano, India, Nigeria, Colombia y Filipinas. La ceremonia oficial de consagración, conocida como consistorio, será realizada el 24 de noviembre, según señaló el Papa en un anuncio sorpresivo durante su audiencia general semanal.

Entre los designados para unirse al grupo conocido como los "príncipes" de la Iglesia Católica están el arzobispo James Michael Harvey, un estadounidense que dirige la casa pontificia; Bechara Boutros Rai, patriarca de la Iglesia Católica Maronita en Líbano; y Baselios Cleemis Thottunkal, el principal arzobispo del rito Siro-Malankara en India.

También se encuentran el arzobispo John Olorunfemi Onaiyekan de Abuya, en Nigeria; el arzobispo Rubén Salazar Gómez de Bogotá; y el arzobispo Luis Antonio Tagle de Manila, en Filipinas.

Los seis nuevos cardenales tienen menos de 80 años y, por lo tanto, pueden ser elegidos según la ley de la Iglesia para ingresar al selecto cónclave para escoger a un nuevo Papa cuando sea necesario. El grupo de elite es conocido como "cardenales electores".

Luego del consistorio, el número de cardinales electores subirá nuevamente a 120, el máximo permitido bajo la ley eclesiástica. La cantidad total de hombres en el colegio de cardenales será 211.

Esta es la quinta vez desde su elección en el 2005 que Benedicto XVI, de 85 años, nombra nuevos cardenales.

La salud del Papa es considerada generalmente buena, pero recientemente se lo ha visto frágil.