Bogotá. El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la mayor guerrilla activa de Colombia, anunció el lunes un cese unilateral al fuego de cinco días para contribuir con un ambiente favorable a la realización de las elecciones presidenciales.

La decisión se conoce después de que el grupo rebelde y el Gobierno retomaran la semana pasada los diálogos de paz en La Habana, tras la decisión de Ecuador de no seguir apoyando el proceso mientras esa guerrilla siga realizando ataques.

"El ELN cesará actividades militares de las cero horas del día 25 (de) mayo a las veinticuatro del día 29 para aportar a unas condiciones favorables que le permitan a la sociedad colombiana expresarse en elecciones", precisó en su cuenta de Twitter la delegación rebelde en los diálogos.

El 27 de mayo los colombianos elegirán al próximo presidente del país, en reemplazo de Juan Manuel Santos, quien termina su mandato en agosto.

"ELN espera ser respondido con una conducta similar por parte de las distintas fuerzas político-militares del régimen", agregó.

Las autoridades no han emitido aún su opinión oficial al respecto.

El ELN, conformado por unos 1.500 combatientes, es acusado de financiarse a través del secuestro, la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal y ha fracasado con otros gobiernos en la búsqueda de un acuerdo de paz debido a sus posiciones radicales.