La embajadora de Ecuador en Gran Bretaña volverá a Quito para discutir el pedido de asilo del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien buscó refugio en la sede diplomática del país sudamericano en Londres, dijo el consulado el sábado.

El australiano Assange, un ex pirata informático que enfureció a Washington en el 2010 cuando su sitio de internet WikiLeaks publicó documentos secretos de diplomáticos estadounidenses, es requerido para ser interrogado en Suecia por acusaciones sobre delitos sexuales.

Assange, que niega las acusaciones, buscó el jueves refugio en la embajada de Ecuador en Londres en una inesperada acción, días después de que la Corte Suprema británica dijera que podría ser extraditado a Suecia en las próximas semanas.

Assange teme que si es enviado a Suecia podría ser luego extraditado a Estados Unidos, donde cree que podría enfrentar acusaciones por delitos que son castigados con la pena de muerte.

El sábado, en su programa semanal de televisión, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que su Gobierno tomaría una "decisión soberana" sobre la petición de Assange y destacó que no cederá a las presiones del extranjero, aunque tomaría en cuenta los puntos de vista de Gran Bretaña.

Correa también se mostró escéptico sobre las acusaciones que Assange enfrenta en Suecia.

"Lo que ha tenido Julian Assange han sido relaciones mutuamente consentidas con dos mujeres adultas, o sea son (acusaciones) bastantes dudosas por decir lo menos", sostuvo el mandatario.

El consulado de Ecuador en Londres dijo en un comunicado el sábado que la embajadora del país sudamericano en Londres, Ana Albán, abandonó Gran Bretaña para sostener conversaciones en Quito.

"En Ecuador (Ana Albán) sostendrá una serie de reuniones con funcionarios del Ministerio del Exterior antes de reunirse con el presidente Correa para informarle personalmente sobre el pedido de asilo político del señor Assange", dijo la embajada.

"También informará al presidente sobre una reciente reunión con funcionarios del Gobierno británico", agregó.

La policía británica ha dicho que Assange arriesga ser arrestado por violar los términos de su fianza si sale de la embajada en Londres.

Assange ha recalcado que el caso en su contra tiene motivos políticos, ya que la divulgación de documentos enfureció a Estados Unidos.

Ni las autoridades suecas ni las estadounidenses han presentado acusaciones contra Assange.

Los críticos de Assange sostienen que debería ir a Suecia para responder a las acusaciones de abuso sexual interpuestas en el 2010 por dos mujeres, ex voluntarias de WikiLeaks.

Assange pasó nueve días en la cárcel en Gran Bretaña después de que Suecia solicitó su extradición para someterlo a un interrogatorio, antes de que fuera liberado tras el pago de una fianza en diciembre del 2010.