Buenos Aires, Andina. Los directivos de la empresa ferroviaria argentina que en la víspera tuvo un aparatoso accidente en el que murieron 50 personas y centenares resultaron heridas, defendieron la calidad del servicio y apuntaron a un posible error humano como la causa más probable.

Roque Cirigliano, director de material rodante de Trenes de Buenos Aires (TBA), señaló al diario argentino Clarín que "los trenes están bien para viajar, especialmente el sistema de seguridad. Desde 1995 que tenemos la concesión de la línea hemos invertido en renovación de trenes mucho más que otras empresas".

El delegado sindical de la Unión Ferroviaria, Rubén Sobero, responsabilizó a TBA del accidente por la presunta falta de mantenimiento de los trenes.

Varios expertos argentinos consultados por BBC Mundo como Juan Alberto Roccatagliata, subrayan la "gran antigüedad de la red ferroviaria" y la necesidad de "una renovación casi total".