La alarma mundial por el uso de las prótesis PIP llegó ahora a Colombia y tiene atemorizadas a muchas mujeres.

Luego de que estallara el escándalo por los implantes mamarios defectuosos por su contenido aditivo para carburantes, las colombianas han indagado sobre el tema.

Ese es el caso de Rosa María Cid, quien hace cerca de 10 años decidió someterse a la intervención quirúrgica para tener prótesis PIP.

“Me recomendaron en 2001 como las mejores las prótesis PIP que estaban autorizadas por el Invima y eran el Top en ese año”, relató a Noticias Caracol.
Luego contó que cuando se desplegó la alerta en el mundo “me puse nerviosa, llegué a mi casa llorando, llamé a mi médico de confianza y fue quien realmente me calmó”.

Por eso, la decisión es retirarse los implantes por el temor de que éstos puedan atentar contra su salud.
De momento, en Colombia no hay una recomendación generalizada para que a las más de 15 mil mujeres colombianas que tiene implantes PIP les sean retiradas las prótesis.

El error. Las prótesis contenían una mezcla de productos encargados a grandes grupos de química industrial que jamás fueron objeto de ensayos clínicos en cuanto a su eventual nocividad para el organismo humano, se reveló.