Nueva Orleans. Unos días después de la muerte de 5.000 pájaros en la ciudad estadounidense de Arkansas, expertos en vida silvestre de Luisiana investigaban la muerte de otros 500 ejemplares en una autopista de Pointe Coupee.

Parte de los pájaros descubiertos en Luisiana resultaron ser mirlos de ala roja, la misma especie de los que se encontraron muertos en Arkansas.

Mientras que las muertes parecen alarmantes, un experto en aves dijo que este tipo de pájaros tienden a anidar en grandes grupos y que cualquier sobresalto puede causar fácilmente que algunos de ellos se desorienten y choquen contra edificios o árboles.

"No es sorprendente si se trata de uno o dos hechos como éste", dijo Melanie Driscoll, directora de la National Audubon Society, una organización para la conservación de aves. "Estas cosas pasan", agregó.

Los mirlos y estorninos fueron encontrados este lunes en dos zonas entre New Roads y Morganza, en Luisiana, según Bo Boehringer, secretario de prensa del Departamento de Vida Silvestre y Pesca de Luisiana.

Jim LaCour, un veterinario que trabaja para este departamento, descubrió que muchos de los pájaros mostraban lesiones traumáticas.

Estar cerca de las líneas de alta tensión situadas a lo largo de la autopista podría ser un factor, ya que los pájaros podrían haber chocado contra ellas en la oscuridad.

Boehringer dijo que las aves habían sido enviadas a laboratorios de Georgia, Iowa y Wisconsin para analizar las causas de su muerte.

Los hechos en Luisiana tuvieron lugar después de que alrededor de 5.000 pájaros, la mayoría de ellos mirlos de ala roja, fuesen hallados muertos en Beebe, Arkansas, en la víspera del Año Nuevo. Investigaciones de veterinarios de la zona concluyeron el lunes que habían muerto tras un trauma masivo.

Una de las teorías que se barajan es que las aves se asustaron por los fuegos artificiales de Año Nuevo y chocaron contra edificios y otros lugares. Otra de las teorías es que las condiciones meteorológicas extremas pueden haber causado las muertes.

"Estamos investigando más sobre otros acontecimientos estresantes", dijo Keith Stephens, portavoz de la Comisión de Caza y Pesca de Arkansas, subrayando que las condiciones climáticas extremas ya habían amainado en la zona.

Driscoll agregó que los mirlos y los estorninos anidan en grandes grupos, de 100.000 ejemplares o más. Comparado con esa cantidad, 500 ó 5.000 pájaros "no son grandes números".

La Comisión está intentando además determinar la causa de la muerte de alrededor de 100.000 peces en un área de unos 32 kilómetros del río Arkansas. Los peces fueron descubiertos el pasado 30 de diciembre.

Stephens dijo que una enfermedad podría haber sido la causa, teniendo en cuenta que casi todos los peces pertenecían a la misma especie, y añadió que los dos hechos acontecidos en Arkansas no parecen estar relacionados.