Para la madrugada de este lunes se espera que comiencen los trabajos de rescate de los 33 mineros atrapados en la mina San Jose, ubicada en las cercanias de la ciudad de Copiapó, en el norte de Chile.

La máquina que hará el trabajo de precisión es la Strata 950 Raisebore Machine, que tiene una autonomía de excavación de aproximadamente 1.000 metros, pesa casi 30 toneladas y funciona con un ángulo límite vertical a 70 grados.

La lentitud en la instalación de la perforadora se ha debido a las malas condiciones del terreno, por lo que ha sido necesario reforzarlo para brindar mayor seguridad en la tarea de rescate.

La máquina va a permitir hacer un agujero de 66 centímetros de diámetro, y así lograr sacar a los trabajadores por medio de una jaula, labores que podrían demorar de tres a cuatro meses según información entregada por el ministro de Minería, Laurence Golborne, y los ingenieros a cargo del procedimiento.

En este sentido, según las mismas autoridades y expertos a cargo, la excavación hacia el refugio, descenderá a 702 metros en linea recta, tarea que se espera termine antes de las fiestas de fin de año.

De acuerdo al último parte médico, los 33 mineros se encuentran en buenas condiciones de salud, hecho de suma relevancia para los facultativos a cargo del aspecto sanitario, puesto que pese a las incomodas condiciones en que se encuentran, han sabido manejar de buena manera la situación, cerrando la posibilidad de enfermedades graves o posibles depresiones.