México D.F. Las iniciativas contra la inmigración indocumentada aumentan en Estados Unidos. Ahora en el estado de Utah un grupo autodenominado “Ciudadanos Preocupados de Estados Unidos” distribuyó una lista con los nombres de 1.300 inmigrantes indocumentados y exigió su detención y deportación inmediata.

La misiva fue enviada al gobernador, a los legisladores estatales, a los medios de comunicación, a la Oficina de Inmigración y Aduana (ICE) y a todos los alguaciles en el Estado de Utah.

El sobre del mensaje no contiene ninguna dirección del remitente ni ninguna otra información de “Ciudadanos Preocupados por Estados Unidos”, entidad de la que no se había oído previamente.

El anónimo ha causado la indignación de numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes que han pedido al presidente Barack Obama condenar este tipo de acciones, dijo El Informador.

Angélica Salas, de la Coalición en Defensa de los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla), alertó que “estamos llegando al mismo extremo de algunos regímenes totalitarios en los que delatar al vecino es una cosa normal. Este tipo de acciones van contra la Constitución y contra los valores de este país y tendría que haber una condena”.

La carta contiene nombres, direcciones, teléfonos, fechas de nacimiento y en algunos casos números de seguridad social, de los inmigrantes.

Además vincula a la inmigración indocumentada con el consumo de alcohol y drogas y con un aumento en los índices de violencia en el Estado.

Asimismo, dice que algunas de las mujeres de la lista están embarazadas por lo que “se tienen que ir y ya”, sentencia el mensaje.