Tokio (ANDINA). La tripulación de un buque escuela ruso encontró desechos del tsunami que azotó el noreste japonés el 11 de marzo pasado en aguas del océano Pacífico, a más de tres mil kilómetros de Japón, informó hoy Kyodo News.

Los desechos, entre los que figuran una pequeña embarcación de la prefectura de Fukushima, un refrigerador y un televisor, fueron hallados el 21 de septiembre pasado cerca de las islas Midway, en el extremo nororiental del archipiélago de Hawai.

"El buque ruso de formación Pallada STS ha encontrado una serie de escombros del tsunami durante su viaje de regreso desde Honolulu a Vladivostok", indicó Jan Hafner, del Centro Internacional de Investigaciones del Pacífico de la Universidad de Hawai (IPRC).

"Con base en nuestros conocimientos y las observaciones confirmamos que los desechos son parte de los escombros que dejó el tsunami de marzo en costas japonesas", afirmó Hafner en declaraciones a la agencia de noticias, según recogen Notimex y el diario Milenio.

El IPRC se dedicó en los últimos meses a predecir el movimiento de los escombros de tsunami con base en las corrientes oceánicas justo en la zona donde fueron hallados los desechos el mes pasado, como anticiparos los expertos del Centro.

Científicos del IPRC encargados de la investigación estiman que los desechos del maremoto de marzo pasado podrían llegar a la costa oeste de Estados Unidos en un tiempo aproximado de tres años.

"Estamos utilizando este trágico tsunami como un experimento de la naturaleza para comprender mejor cómo se mueven los desechos en el Pacífico Norte", dijo Nikolai Maximenko, miembro del organismo.

Además de la embarcación, el televisor y el refrigerador, la tripulación del Pallada STS localizó otros pequeños objetos arrastrados por la corriente desde Japón, como tablas de madera, botellas de plástico, botas y redes de pesca.