Paris. Grupos de búsqueda que revisaban el lecho marino frente a la costa noreste de Brasil recuperaron la segunda de dos grabadoras de datos del vuelo de un avión de Air France que se estrelló en el Atlántico en 2009, dijeron este martes investigadores.

El descubrimiento de la grabadora de datos del vuelo, o caja negra, dos días después de que la primera fue ubicada, acerca aún más a los investigadores a la razón del accidente ya que deberían contener registro de las conversaciones en la cabina durante los momentos finales del vuelo.

"El equipo de investigación localizó e identificó la Grabadora de Voz de la Cabina a las (21:50 GMT) del lunes 2 de mayo de 2011", dijo la oficina francesa de investigación de accidentes aéreos, BEA. El aparato fue llevado a la nave del equipo a las 0240 GMT del martes.

Una foto publicada en el sitio web de la BEA muestra un objeto cilíndrico anaranjado que luce raspado y golpeado, pero intacto además de eso. Las llamadas cajas negras son pintadas de naranjo para que puedan ser vistas con mayor facilidad en los restos de un accidente.

El avión Airbus 330-203 se hundió en el Atlántico frente a la costa noreste de Brasil en ruta a París desde Rio de Janeiro en junio del 2009, causando la muerte de los 228 pasajeros y tripulantes a bordo luego de que el vuelo enfrentara clima de tormenta.

El descubrimiento de las dos cajas negras se produce después de años de esfuerzo de búsqueda en un área de 10.000 kilómetros cuadrados de lecho marino.

Algunas teorías postulan que los sensores de velocidad de la nave se habrían congelado, lo que aparentemente ofreció lecturas inconsistentes antes de que se cortara la comunicación.