Canberra. Una californiana de 16 años que está intentando navegar sola alrededor del mundo está a salvo y se encuentra bien, dijeron este viernes sus padres, luego de una gran operación de búsqueda y rescate en el océano Índico lanzada cuando la navegante activó una señal de emergencia.

Sus padres habían perdido contacto con la aventurera adolescente Abby Sunderland a las 13.00 GMT de este jueves, cuando interrumpió una llamada telefónica por satélite mientras su embarcación Wild Eyes era azotada por enormes olas en el remoto sur del océano Indico.

Pero un avión australiano voló sobre Sunderland este viernes e hizo contacto con ella, dijeron autoridades.

Una embarcación de pesca francesa estaba en camino para rescatar a la joven, que comenzó su viaje en enero, dijeron sus padres.

El funcionario de la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima en Canberra, Mick Kinley, declaró que "el avión habló con ella, le dijeron que la ayuda estaba en camino y su voz sonaba como si se encontrara bien".

"Va a aguantar ahí hasta que el barco pueda llegar a ella en unas 24 horas", agregó Kinley en una conferencia de prensa.

En la búsqueda participaron autoridades de rescate de Australia, Estados Unidos y Francia, que enviaron barcos y un avión comercial a la zona, situada a unas 2.000 millas (3.219 kilómetros) al sureste de Madagascar y a unas 2.000 millas al suroeste de Australia.

"El barco está en pie pero el mástil se cayó, lo que significa que ella probablemente lo perdió por una ola gigante. Pero ella reportó que estaba bien. Ella parece estar de buen humor, pero eso es todo lo que realmente sabemos con certeza", dijo Marianne Sunderland, madre de la adolescente, a la cadena de televisión estadounidense CNN.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima dijo que las condiciones en el área eran adversas, con vientos de unas 56 millas por hora (mph) (90 kilómetros por hora-kph) y oleaje de 18 pies (seis metros).

"Es un gran alivio, obviamente. Hay una gran júbilo y euforia de que Abigail esté a salvo", dijo Laurence Sunderland, su padre, también a CNN.

Confiados. "Las severas condiciones climáticas que ella estaba experimentando el día antes de que todo esto sucedió han mermado. Estamos confiados de que cuando el buque pesquero llegue junto a que ella, haya de 10 a 15 nudos de viento y se haga un rescate exitoso", agregó.

Laurence Sunderland dijo que su hija tenía todo el equipo de seguridad que necesitaba, incluyendo un traje de supervivencia en agua fría, una balsa salvavidas y una bolsa con suministros de emergencia.

"Wild Eyes está a flote pero su aparejo ha caído. Las condiciones meteorológicas se están aplacando. Se ha logrado la comunicación por radio y ¡Abby dice que está bien!", dijeron previamente sus padres en su blog (soloround.blogspot.com/).

"El pesquero francés que fue desviado a su ubicación estará allí en poco más de 24 horas. Si la traerán o cuánto tiempo llevará no lo sabemos", añadieron.

La zona es una de las partes más difíciles del mundo para lanzar operaciones de rescate.

Sunderland aspiraba a convertirse en la navegante más joven en dar la vuelta al mundo en solitario sin escalas, pero tuvo que abandonar su sueño cuando se vio obligada a atracar en un puerto en la sudafricana Ciudad del Cabo para realizar unas reparaciones en el barco.

Sus padres han sido criticados por algunos medios por permitirle aventurarse en este viaje con sólo 16 años. Expertos en navegación han dicho que fue poco prudente salir de California en enero, porque se arriesgaba a llegar al índico al inicio de la temporada invernal.