El equipo de rescate ha encontrado el primer cadáver, 36 horas después de que un gran desprendimiento de tierra sepultase a 83 trabajadores en una mina aurífera en la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, informaron este sábado las autoridades gubernamentales.

El derrumbe ocurrió alrededor de las 06:00 hora local de este viernes en el distrito de Maizhokunggar, dentro de la mina Jiama, que contiene cobre y oro, a unos 68 kilómetros de Lhasa, la capital regional.

Por la tarde, los equipos de rescate todavía estaban excavando con sus manos desnudas, ya que los caminos estrechos y dañados habían impedido la entrada de maquinaría pesada, según los periodistas de Xinhua en el lugar.

A las 13 horas de este sábado, empezó a nevar, lo que dificultó más el rescate, de acuerdo con los reporteros.

Yang Dongliang, jefe de la Administración Estatal de Seguridad Laboral, que se desplazó al sitio del incidente, dijo que se había formado un equipo de expertos para investigar la causa del desprendimiento.

Un portavoz del gobierno regional aseguró en una rueda de prensa en el lugar del accidente que se han confirmado las identidades de los trabajadores sepultados y que las tareas de rescate estaban continuando.

Las víctimas eran trabajadores de Tíbet Huatailong Mining Development, filial de la minera China National Gold Group Corporation.

He Yuan, de 19 años, estaba entre los sepultados, dijo Yuan Song, su tío por parte materna.

Song, natural del distrito de Xishui, en la provincia suroccidental de Guizhou, habló con Xinhua mientras esperaba en el aeropuerto de la municipalidad de Chongqing para coger un avión a Lhasa como representante de la familia.

"Mi hermana está muy débil para afrontarlo", dijo Yuan, quien añadió que el padre de He no pudo ir porque tiene una parálisis provocada por un derrame cerebral.

"Mi sobrino empezó a trabajar cuando tenía 16 años para pagar las deudas de la familia", añadió Yuan, que calculó que su sobrino había ganado entre 8.000 yuanes (US$1.288) y 9.000 yuanes mensuales en la mina. Su tío reveló, además, que He tenía un niño de un año de edad.

Yuan también tiene otros familiares trabajando en la mina.

Según la ciudad de Zunyi, que tiene la jurisdicción sobre el distrito de Xishui, 14 de los mineros sepultados procedían del distrito.

El sitio del accidente está a más de 4.600 metros de altitud, por lo que la mayoría de los rescatistas han sufrido de mal de altura, dijo un miembro del grupo. Otros derrumbes menores también han impedido las labores de rescate. Además, las temperaturas de menos de tres grados bajo cero también han afectado al olfato de los perros rastreadores.

El portavoz reconoció que la posibilidad de que hubiera supervivientes entre los mineros era pequeña debido a la magnitud del desprendimiento.

El área afectada por el derrumbe es de un promedio de tres kilómetros de largo y 30 metros de profundidad, con alrededor de dos millones de metros cúbicos de lodo, rocas y escombros.

Hasta el mediodía de hoy, más de 300.000 metros cúbicos de escombros se han removido del sitio, dijo Jiang Yi, un oficial de la policía armada que participó en el rescate.

Jiang dijo que había grietas a lo largo de las montañas cercanas, lo que indicaba la probabilidad de desastres subsiguientes. Se ha organizado un equipo de expertos geólogos para vigilar la situación geológica.