Bogotá. Más de 40.000 personas morirán en Colombia producto de problemas cardíactos al año 2021. La proyección fue realizada por la doctora Fanny Rincón de la Universidad Nacional de Colombia, directora del pregrado en Enfermería y profesora asociada de la citada casa de estudios.

De los 40.000 muertos, casi 22.000 serán hombres y cerca de 18.000 serán mujeres. Frenar este aumento crítico es un asunto clave para las políticas públicas de salud, ya que se revela un aumento de casi el doble en la mortalidad por enfermedad isquémica del corazón en un breve periodo de once años. Los trabajos de la doctora Rincón en los últimos años están relacionados, específicamente, con los síntomas de angina en la mujer y el hombre.

“Se intenta avizorar el impacto de la enfermedad en un futuro mediato y ver cómo, con la evolución propia del sistema de salud en el país, se puede implementar una cobertura que pueda atender esta epidemia en una forma sostenible y con calidad”, explicó la profesional que subraya los principales factores de riesgo cardiovascular en el país: el sobrepeso y la obesidad.

Durante el año 2010 el sobrepeso llegó a un 70,4% y la obesidad a 34,7%. Se proyecta que para el 2015, la prevalencia de sobrepeso en la mujer llegue a 75,3% y a 76,2% en los hombres. Esto indica que este factor de riesgo constituye una epidemia que tiende a ser cada vez mayor en toda la población.

Pero no son los únicos factores. Tamboén se suman el sedentarismo, la hipertensión arterial, la glucosa elevada, la hipercolesterolemia y el tabaquismo, aspectos en los cuales las cifras tampoco son alentadoras. 

Por ello, Rincón concluye que las enfermedades coronarias seguirán subiendo de manera crítica, dado que no se ha podido estabilizar la prevalencia de los factores de riesgo y todo indica que las políticas públicas desarrolladas hasta ahora son ineficientes.